Rosy Fuentes y el Obispo Jonás Guerrero inauguran Casa del Migrante

  • Este espacio podrá albergar de manera temporal hasta 150 personas.
  • Se brindará alimento, alojamiento, llamadas telefónicas para contactar a familiares y apoyo psicológico.

 

Culiacán, Sinaloa, a 15 de agosto de 2017.- Rosy Fuentes de Ordaz, presidenta de DIF Sinaloa y el Obispo Jonás Guerrero Corona encabezaron el acto de inauguración de la Casa del Migrante “Sr. Obispo Jesús María Echavarría y Aguirre”, espacio que albergará a hombres, mujeres y niños que estén de paso por la ciudad y que van en búsqueda de mejores oportunidades en otros países.

Dicho espacio que podrá albergar hasta 150 personas, cuenta con áreas separadas para hombres y mujeres; dormitorios con servicio de aire acondicionado, cocina, baños, bodega y área administrativa.

Ante la presencia de funcionarios de los tres niveles de gobierno y de la Diócesis de Culiacán, Rosy Fuentes, mencionó que  Sinaloa tiene mucho que agradecer a los migrantes, ya que las personas que vienen del sur del país son fundamentales para volver a nuestro campo el más productivo del país, y diversas instituciones, incluyendo al DIF, se  encargan de velar por sus derechos para garantizarles condiciones dignas en los meses que trabajan aquí.

“La inauguración de esta casa es un acto humanitario y un gran ejemplo de parte de la Diócesis de Culiacán que nos debe comprometer a todos, porque si alguien tiene carencia y necesidad, son estas personas que han dejado su hogar y su familia, en busca de un mejor futuro”. Agradeció la suma de voluntades que hicieron posible que el sueño se hiciera realidad y reiteró el compromiso de DIF Sinaloa para apoyar en todo lo posible a esta noble labor.

Por su parte el Obispo Jonás Guerrero, dijo “Bendecimos e inauguramos esta Casa del Migrante; vivir la fe implica que hasta los que ahora pasaban como invisibles, atenderlos, apoyarlos ya que van de paso y brevemente estarán en esta casa. No es suficiente arrancar hoy, esta obra requiere perseverancia, fidelidad al proyecto, rectitud de intensión, pero sobretodo un autentico espíritu de caridad a toda prueba, una espiritualidad evangélica”.

Para finalizar el director de la Casa del Migrante, Miguel Ángel Soto, mencionó que buscan  brindar un hogar para que puedan recobrar fuerzas y así continuar su camino. Además, exhortó a la población para que al detectar a alguna persona en esta condición, lo canalicen a la nueva Casa del Migrante donde se le brindará alimento, alojamiento, atención psicológica, entre otros servicios.